Somatic Experiencing ®

Somatic Experiencing  es un método terapeútico basado en una búsqueda científica del Dr.Peter a. Levine, para la resolución y curación del trauma creador de ésta técnica y escritor de diversos libros para sanar el trauma. Esta técnica está basada en estudios neurofisiológicos de interconexiones entre cuerpo-cerebro-mente y principalmente en el comportamiento de animales salvajes frente amenazas inevitables de la vida.  Estimula a tomar conciencia de las sensaciones corporales para ayudar a las personas a renegociar y curar los traumas, sin revivirlos.

El trauma no reside en el acontecimiento en sí, sino en el hecho de quedarnos atascados en nuestras respuestas primitivas ante acontecimientos dolorosos. Se origina cuando no somos capaces de liberar energías bloqueadas.

Con la terapia aprendemos a escuchar la voz no hablada de nuestro cuerpo , darle la posibilidad de sentir sus propias “emociones de supervivencia”. Nuestras sensaciones son el lenguaje que el cuerpo utiliza para comunicarse con nosotros y hacernos conscientes de la realidad. Una sensación sentida, no es una experiencia mental sino física. Nuestro cuerpo es el contenedor de todas nuestras sensaciones y sentimientos. Es la frontera que nos separa de nuestro entorno y de los demás. Cuando ésta frontera es invadida, nos han invadido nuestros límites.

Este trabajo sustenta de una forma amorosa, sutil y segura el paso de la descarga y liberación del sistema nervioso de una sobrecarga de energía vital.  Haciendo uso de los recursos del propio cuerpo , la persona desarrolla una conciencia y maestría de sus sensaciones físicas y sus sentimientos, restaurando así  el equilibrio psico-fisiológico perdido en el momento del trauma, facilitando a la persona afectada la plena integración a la vida.

La capacidad del cuerpo de rastrear y autorregular por si mismo se da cuando hay una apertura corporal, a través de la fisiología nos encontramos a nosotros mismos desde  un lugar en el que no podemos llegar si no es a través del cuerpo.

Al darle tiempo y espacio al cuerpo a través del lenguaje invitacional elegimos darnos la oportunidad al cuerpo a poder elegir restaurando así nuestro poder de elección.

Tenemos que tener conciencia de quienes somos, la relación que tengo conmigo mismo y con los demás, y resolver y responsabilizarnos de nuestra vida.

“El trauma ahoga el desarrollo del ser e inhibe nuestros intentos de avanzar en la vida. Nos desconecta de nosotros mismos, de los demás, de nuestra naturaleza y de nuestro espíritu. Cuando somos dominados por una amenaza, nos congelamos de miedo, como si nuestras energías instintivas de supervivencia estuviesen listas para salir pero sin ningún lugar a dónde ir.”

Peter A. Levine 1997